Soy de tren…   Leave a comment


Reflexión.

 

Claro que asusta y causa preocupación, cuando vemos en las noticias informando de trenes entre sí en violentas colisiones y otros accidentes que bien podrían evitarse. Si es falla humana, o irresponsabilidad, debe ser sancionado. Pero es hermoso el viaje en tren.Yo en Tren

Escuchar el pito del tren, llegando a la estación, en Alajuela, me gusta. Estación muy limpia, amplia, segura, cómoda. Trae recuerdos de nuestra niñez y juventud. Y de nuestra vejez. El tren nos trae grandes recuerdos, a todos.DSCF2566

Soy de viajar en tren, evitamos tensión en las carreteras, sin presas, menos contaminación, menos bulla, menos “palabrotas” y malacrianzas, menos conductores con licor y a alta velocidad, menos motociclistas imprudentes, no todos; pero no sentimos tanta tensión, si viajamos en tren. Siempre habrá cosas, pero menos.

Nos preguntamos, para qué tanto “pitorazo” del tren, cuando viajamos en él. No me explico cómo muchos conductores no los escuchan. Bueno, a veces es el mal uso de aparatos modernos, celulares, audífonos, computadores portátiles y otros sistemas que hacen posible la causa de accidentes, por más pitos del tren. Otros o muchos, sin atender el “si conduce no tome; si toma licor no maneje”.  Y si estamos en otras, nos lleva el tren…

Desde el tren en movimiento o estacionado, ver la hermosa edificación de piedra y techo entejado, la Parroquia de San Joaquín de Flores (1888), es una estampa refrescante, de puro pueblo.  Ya en Heredia, no falta algún fiebre del fútbol  haciendo bulla con su musiquita: ¡Ninguno pudo con él ¡ Y para seguirle la corriente:  “menos mi equipo Manudo, pudo con él…”

Nos recibe un San José lluvioso, frío, muy fresco, creo que nadie lo esperaba porque salimos de Alajuela con buen sol y calor, hace menos de una hora.  Un delicioso cafecito en la Estación del Atlántico, ordenada cafetería, en medio de tanta riqueza arquitectónica, vigilada por la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, el Santo del ferrocarril,  otra edificación digna de admirar y proteger, patrimonio de Costa Rica, declarada en 1980 y fundada en 1908.

Me dirán que el tren es viejo, antiguo, chatarra traída de Europa. Sin duda, necesitamos, nos urge un sistema más moderno, pero es lo que tenemos, hoy. Qué los próximos gobiernos se pongan al lado de la modernidad. Lo contrario, se los lleva el tren.

Y muy agradable el saludo de la señora que recoge los tiquetes de tren: “Muy buenos días, Dios los acompañe”, mientras bajamos, en la estación capitalina.

Por eso…soy de tren.

 

Publicado noviembre 30, 2017 por José Manuel Morera Cabezas en Historias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: